Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

ABRIR LOS OJOS

Abrí bien los ojos y sonreí. Sos el espejo con el que la luz del amanecer regresa al firmamento con más dulzura. Sí. Abrí bien los ojos y observá tu habitación llenarse con tu propio alba. Ésta se ilumina y se llena con la calidez de un abrazo de amor, con la paz de un cielo claro para tu pecho y tus pensamientos. No hay guerra. Esa imagen es obra tuya porque es en el poder de tu mirada, en cómo vos podés llegar a ver las cosas del mundo, que lo bueno se vuelve bueno, lo deseado en un sueño, y ese sueño en lo que será tu realidad. Ese es tu don. Solo debés creer en él para llenarte de tu propia luz, para ser tu estanque pacífico y sin ondas, para que tus decisiones fluyan como esa agua, que, entre piedras y rocas, va arrastrando trocitos del sol hacia el mar, hacia tu felicidad. Abrí bien los ojos y mirate en tu habitación llena de vos, llena de tu paz y amor. Sonreí porque sos un milagro de fuerza y ternura, una montaña inmensa, bañada por un atardecer eterno, que inspira lo más sublime a quienes quiera…

Entradas más recientes

PROHIBIDO OLVIDAR

LA EMBARCACIÓN

ME DUELE EL CUERPO

LOS FRUTOS

LO FORJADO

HIERBA SECA

LO FUGAZ

EL ACTO TEMERARIO

SOBRE MÍ

BESO